El 93% de los conductores son conscientes de lo que supone el consumo de carburante de su coche. Así lo refleja el informe Auto 2017 del Observatorio Celetem, que muestra también que, en términos globales, el 51% de los encuestados incluyen al consumo de carburante entre las tres principales razones de compra de un coche.

Con una media de 7,3 sobre 10, la tecnología híbrida es la que consigue mayor nota de las energías automovilísticas, según el estudio de Cetelem. Por su parte, los automóviles 100% eléctricos no consiguen adelantar a los que se mueven por energías tradicionales, y se quedan con un 6,6 sobre 10 (igual valor que los diésel y gasolina).

Esto debido a los problemas con que se enfrentan, como son una autonomía todavía limitada y una red de infraestructura de recarga insuficiente. A pesar de ello, los fabricantes siguen investigando para mejorar los rendimientos.