Los datos de ANFAC transmiten la inestabilidad del mercado del vehículo industrial tras haberse registrado un crecimiento de las matriculaciones del 13% en enero. A pesar de la caída de un 10,6% en febrero, el balance de la suma en lo que va de año arroja un ascenso del 2%, con 4.219 unidades frente a 4.135.

Por categorías de producto, entre los vehículos industriales ligeros (más de 3,5 toneladas y hasta 6 t) se produjo una más que considerable caída de las cifras de unidades registradas, con un total de 61 altas frente a 106, lo que se traduce en un porcentaje de descenso del 42,5%. En los dos primeros meses del año el balance en este grupo es del -24,4%, informan nuestros compañeros de Todotransporte.

En el caso de los industriales medios (hasta 16 toneladas), las cifras de Anfac reflejan un incremento del 1,3%, con un total de 238 matriculaciones frente a 235. La subida acumulada desde enero en este segmento es del 12,1%. El análisis de las matriculaciones de camiones rígidos de más de 16 toneladas arroja en febrero una subida del 7,9%, con 342 altas frente a 317 registradas en febrero de 2018. Desde enero esta categoría muestra un incremento del 18,3%.

En lo que se refiere a las tractoras, el segmento de mayor volumen de demanda en el mercado nacional, febrero finalizó con un descenso del 14,7% y un total de 1.082 vehículos en lugar de 1.269 en el mismo mes del pasado ejercicio. Desde enero esta categoría acumula un descenso del 2%.

Sin salir de las tractoras, y tras analizar la clasificación por marcas con los datos de los dos primeros meses de este año, la primera posición es para Mercedes-Benz, con 465 unidades y una subida del 19,8%, por delante de Scania (452 y -7%), DAF (438 y 19%), MAN (433 y 25,5%), Renault Trucks (395 y -4,4%), Volvo (367 y 4,65) e Iveco (194 y -56,7%).