La compraventa de automóviles de segunda mano entre particulares permitió el ahorro potencial de 1,69 millones de toneladas de CO2 en España en 2018, cantidad equivalente a paralizar por completo el tráfico de Madrid durante casi diez meses. El mercado de compraventa de coches supone el 97% del total de CO2 ahorrado por todo el mercado de segunda mano, que se situó en 1,74 millones de emisiones el año pasado en nuestro país.

Estas son algunas de las conclusiones que se desprenden del estudio “El efecto medioambiental de la segunda mano”, desarrollado por Milanuncios en colaboración con el Instituto de Investigación Medioambiental de Suecia (IVL) y la consultora especializada en medio ambiente Ethos International, que analiza los efectos positivos de dar una nueva vida a los objetos a través del mercado de segunda mano.

La compraventa de automóviles de segunda mano entre particulares supone también la eliminación potencial de 110.513 toneladas de plástico y 823.033 toneladas de acero, dos materiales muy utilizados en su proceso de fabricación. Estas cantidades son equiparables a las necesarias para producir 15.606 millones de bolsas y 4.955 millones de latas, respectivamente. Además, permitió el ahorro de 823.033 toneladas de acero, cuantía equivalente a la requerida para producir 218.908 contenedores de mercancías.

Por comunidades autónomas, Andalucía, con 360.115 toneladas de CO2, se sitúa en primer lugar en ahorro de emisiones gracias, seguida de Cataluña y Madrid, que lograron evitar 185.937 y 181.359 toneladas de CO2, respectivamente. Sólo estas tres regiones suman el 43% del total de emisiones evitadas gracias al mercado de motor de segunda mano en nuestro país durante 2018. En lo que respecta al plástico potencialmente evitado, Andalucía también se sitúa en primera posición con 23.933 toneladas, seguida esta vez de Madrid, con 12.101 toneladas, y Cataluña con 12.065.

El informe ‘El efecto medioambiental de la segunda mano’, desarrollado por el Instituto de Investigación Medioambiental de Suecia (IVL) para Milanuncios, se basa en el supuesto de que cada producto vendido sustituye a la producción de un artículo nuevo equivalente y las emisiones y materiales asociados a ese proceso, así como el ahorro derivado de la gestión de los residuos de dicho producto.

El método de cálculo se realiza mediante el análisis de los objetos vendidos en esta app, de los que el IVL extrae los datos medioambientales y posteriormente los recalcula como sus equivalentes en kilogramos de dióxido de carbono, plástico, aluminio y acero.

Después del mercado de compraventa de coches, el informe apunta que los sectores que más impacto positivo tuvieron en 2018 en el medio ambiente con la venta de segunda mano fueron: la casa y jardín (ahorro potencial de 31.226 toneladas de CO2), la informática (16.631), deporte y náutica (7.488) y la telefonía (5.800).