En el caso de los turismos, el 35,15 % de las ventas del mes de enero se situó por debajo de los 6.000 euros. Los que bajaron de los 3.000 euros fueron los más numerosos, con 32.215 vehículos, seguido del tramo entre 10.000 y 15.000 euros, con 27.699 turismos; los de 6.000 a 10.000 euros, con 25.386 coches; los de 15.000 a 21.000 euros, con 23.417 transferencias; mientras que 23.404 turismos colocaron sus precios entre los 3.000 y 6.000 euros. En el tramo de 21.000 y 28.000 euros, se vendieron 13.669 turismos y por encima de 28.000 euros, 12.442 turismos.

En furgonetas, el 38,16% de las vendidas en enero costaron menos de 6.000 euros. Por volumen, las de menos de 3.000 euros fueron las más demandadas, 5.296 unidades en el mes, el 22% del total.

Por comunidades autónomas, Madrid se colocó con el precio más caro en turismos, con 13.429 euros de media, y también en comerciales, con 12.167 euros. En el otro extremo, en Canarias se pudieron adquirir los turismos a mejor precio, con una media de 10.474 euros, y en Cantabria las furgonetas, a un coste medio de 9.797 euros. La diferencia entre la autonomía más cara y la más asequible fue de 2.955 euros en el caso de turismos y 2.370 en comerciales ligeros.

Por provincias, Toledo concentró las unidades más caras en turismos (13.518 euros) y en comerciales (12.995 euros), una vez más por el peso de las automatriculaciones. La provincia más barata fue Santa Cruz de Tenerife, con un precio medio de 10.085 euros en turismos, y Granada en comerciales, con 8.737 euros.