El sector que más crecerá durante el presente ejercicio es la industria automovilística, con un crecimiento estimado superior al 4% por la elevada competitividad de las plantas españolas y la eficiencia de la industria auxiliar, según el Informe Sectorial de la Economía Española 2016 realizado por Cesce, compañía de gestión integral del crédito comercial.

También la venta de vehículos ha vivido un gran año con unas ventas en 2015 que superaron por primera vez desde el año 2008 el millón de vehículos matriculados y que espera que las ventas se incrementen un 6% como consecuencia de la mayor confianza de los consumidores. Tras la industria automovilística figuran los sectores hortofrutícola, cerámico y calzado, los tres por su fuerte componente exportador. Se estima que las exportaciones de estos sectores crecerán en 2016 un 5-6%, 6% y un 8%, respectivamente.

Respecto a España, el informe apunta a que nuestra economía lideró la recuperación de la zona euro en 2015, con una tasa de crecimiento del PIB del 3,2%, siendo la aportación de la demanda interna la clave de dicho crecimiento, al que también han contribuido factores externos, como el abaratamiento de los costes energéticos, la depreciación del euro frente al dólar y una política monetaria muy expansiva.

Cesce señala en su informe que la recuperación de la economía española obedece también a los importantes avances logrados en los últimos años por el sector exportador, que ha liderado la recuperación. Ante la delicada situación del mercado interno, las empresas españolas decidieron competir en el exterior y las exportaciones se han incrementado un 50% desde 2009. Hoy en día, España es el noveno exportador del mundo y las exportaciones suponen el 33,4% del PIB. Esta situación se ha mantenido en el tiempo y, al contrario de lo que ocurre con otras economías de la zona euro, España no ha perdido cuota en el mercado mundial de las exportaciones (1,67% del total), que se acerca al peso de su PIB en el mundo (1,73%).