La industria española de equipos y componentes para automoción seguirá creciendo en 2017, consolidándose la tendencia de los últimos años. Según las estimaciones de la Junta Directiva de Sernauto, y teniendo en cuenta la evolución del primer semestre del año, la Asociación Española prevé que la facturación del sector crecerá un 7%, superando los 36.000 millones de euros en 2017.

Asimismo, se estima que se habrán generado más de 7.000 nuevos puestos de trabajo directos, lo que supone un 3% más que en 2016. De esta forma, 219.000 personas contarían con un empleo directo en el sector, calificado por Sernauto como “estable, cualificado y repartido por todo el territorio español”.

El incremento de la producción de vehículos a nivel mundial y de su valor unitario, junto con el aumento del peso de la exportación de equipos y componentes españoles, explican en gran medida estas cifras.

“Estas buenas cifras son fruto del esfuerzo constante de los fabricantes españoles de equipos y componentes por mantener su competitividad y diferenciación tecnológica a nivel mundial, proporcionando a nuestros clientes los mejores productos, soluciones y servicios, destaca la presidenta de Sernauto, María Helena Antolin.

“Nuestro mercado es el mundo”, añade la responsable. “De ahí, la importancia de seguir invirtiendo el 4% de la facturación en I D i, e incorporando talento a nuestras empresas. La Marca 'Componentes made in Spain' es símbolo de competitividad, calidad y capacidad tecnológica y en esta dirección seguiremos caminando”.