De acuerdo con los resultados del último Barómetro de Prácticas de Pago difundido por Crédito y Caución, en 2019 se ha producido un “aumento significativo” de los niveles de impago de las empresas españolas en sus operaciones de crédito comercial. Frente a la desaceleración económica y debilidad de demanda externa debido a las tensiones comerciales mundiales, las empresas españolas han emprendido una política de crédito comercial más abierta para aumentar su facturación y proteger su cartera de clientes de la competencia, especialmente en los mercados de exportación.

En ese contexto, la tasa media de impago ha pasado del 1,5% registrado el pasado ejercicio al 2,4% de las cuentas por cobrar. Este empeoramiento se da también en los mercados de nuestro entorno en Europa Occidental, donde los impagos han crecido del 1,3% al 2,2%.

Por sectores, la mayor tasa de impago en España se registra en el sector del transporte, donde resultan incobrables un 3,4% de los saldos pendientes (1,3% en 2018), seguido del sector construcción, con una tasa del 3,1% (2,2% en 2018). En el extremo inferior de la escala, la metalurgia registró un promedio del 1,9% de cuentas incobrables (1,5% en 2018).

Por segmentos, los impagos han empeorado especialmente entre las pymes, hasta afectar al 2,9% de sus cuentas por cobrar (1,6% en 2018). Se sitúan por encima del 2,7% de las grandes empresas (2,3% en 2018), donde el empeoramiento ha sido menos acusado, y muy por delante del 1,4% de las microempresas (1% en 2018), que mantienen una gestión del crédito mucho más prudente, recogen los datos de Crédito y Caución.

El 88% de las empresas españolas se ha visto afectado negativamente por la morosidad en los últimos 12 meses. Para gestionar el impacto, el 31% de las empresas españolas ha necesitado posponer o incumplir los pagos con sus propios proveedores, trasladando a lo largo de la cadena de valor los efectos significativos de la morosidad.

El 33% de las empresas españolas ha incrementado la frecuencia de sus reclamaciones de deuda sobre facturas pendientes y cerca del 20% comenzará a ofrecer descuentos a los clientes por la liquidación anticipada de sus facturas.