En mayo se matricularon 135.474 turismos y 4x4, con una subida del 7,17% sobre el mismo mes del año pasado. El canal de particulares (61.362 vehículos) sube un 12,3% frente al de empresas (35.791 vehículos) que registra un 13,6% de aumento y alquiladoras (38.369 vehículos) con un descenso del 4,7%.

En los cinco primeros meses del año, las matriculaciones (592.689 vehículos) han subido un 10.62%, aunque el canal de particulares (275.678 vehículos) -especialmente importante para los concesionarios a los que defiende Ancove- se queda por debajo al incrementar las ventas un 11,2%, frente al 15,8% del canal de empresas (169.409 vehículos) y un 4,1% de las rent a car (147.182 vehículos).

Según los datos que maneja la Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos, Ancove, el último día del mes, el 31 de mayo, se matricularon 19.078 turismos y 4x4, lo que supone el 14,08% del total de todo el mes. Ancove muestra su preocupación por el comportamiento de las matriculaciones corporativas, muy infladas por las autocompras de los concesionarios obligados a estas prácticas para alcanzar los objetivos que les establecen sus fabricantes. Coches que salen al mercado con fuertes descuentos, afectando directamente las ventas de los nuevos puros contra los que compiten.

“El mercado del automóvil, especialmente el de vehículos nuevos, es muy sensible a los ciclos y a cualquier elemento que pueda hacer caer la confianza de los compradores. Por este motivo, Ancove considera que la inestabilidad política que se ha vivido estos días, unida a la crisis en Italia, incrementan la incertidumbre y pueden contribuir a una contracción de las compras, sobre todo en el canal de empresas. Por este motivo, solicitamos a los partidos políticos que trabajen para recuperar la confianza de los consumidores”, declara Elías Iglesias, presidente de Ancove.