Las matriculaciones de vehículos comerciales ligeros han crecido un 18,1% en los cinco primeros meses del año, hasta alcanzar las 82.371 unidades. En mayo, por su parte, éstas registraron un incremento del 21,1% y un volumen total de 18.963 unidades, recogen los últimos datos de ANFAC.

La tasa de crecimiento de estos vehículos está teniendo buen ritmo en los últimos meses, pero aún así todavía no se alcanzan las cifras de matriculaciones previas a la crisis, cuando rondaban las 90.000 unidades en el acumulado entre enero y mayo del año 2008.

El incremento de las matriculaciones de este tipo de vehículos es reflejo del buen clima económico actual de nuestro país. Pero, según ANFAC, “también del desarrollo que están teniendo las nuevas formas de comercio electrónico, con un notable impulso por parte de las empresas para optimizar la logística de proximidad”. Es la llamada “última milla”, donde los vehículos comerciales ligeros “juegan un papel esencial en nuestras ciudades para hacer llegar a sus destinatarios las mercancías”.

Por un lado, el canal de autónomos registró un alza de las matriculaciones en mayo del 10,3% con un total de 5.747 unidades, mientras que en el periodo enero-mayo, la subida alcanza el 11,8% y las 26.131 matriculaciones.

Por su parte, el canal de empresa presenta un incremento del 16,5% en los registros de mayo, con 9.524 matriculaciones, y del 21,2% y un total de 43.223 registros en los cinco primeros meses. Por último, el canal de alquiladores experimentó un crecimiento del 14,5% en mayo y 3.692 unidades matriculadas. En el conjunto enero-mayo el aumento fue del 21,7% y 13.017 matriculaciones.