A pesar del aumento del 102% en octubre, las matriculaciones de turismos eléctricos apenas representan el 0,8% de las totales de turismos. Si tenemos en cuenta todos los tipos de vehículos eléctricos (automóviles, LCV y pickup, quad, triciclos, cuadriciclos, ciclomotores, motocicletas, industriales, autobuses y autocares), el mercado registró hasta octubre un total de 18.800 unidades, lo que supone un 61,4% más.

Ante este escenario, las estimaciones de Aedive y Ganvam apuntan que para cumplir con los objetivos de Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) para 2030, el ejercicio 2019 debería acabar, al menos, con un total de 24.000 unidades de vehículos eléctricos de todo tipo. Esto significa que en los próximos dos meses sería necesario sumar 5.200 unidades matriculadas, lo que exige casi doblar los registros mensuales actuales.

En un análisis por canales, la empresa es la que mayor esfuerzo está llevando a cabo para introducir estos modelos en el parque, “de tal forma que si se apoya en mayor medida la movilidad cero emisiones dentro de la cultura corporativa es posible acelerar su implantación en el parque”, aseguran desde ambas entidades. Así, el 59% de los turismos eléctricos matriculados hasta octubre se destinó a flotas, con 4.941 unidades, lo que supone un incremento del 85% si se compara con las unidades matriculadas hasta octubre del pasado año.

Por eso, ambas asociaciones abogan por medidas de corte fiscal que ayuden a las empresas a seguir electrificando la flota, tales como que la deducción en el rendimiento en especie para vehículos corporativos eléctricos puros sea de al menos el 50%, o que aquellos modelos cuyo precio antes de IVA supere el techo establecido para las ayudas puedan computar con el máximo coste establecido.

Por su parte, el canal particular registró un incremento acumulado del 134%, con 2.826 unidades de turismos eléctricos matriculados, aunque las matriculaciones en octubre sumaron sólo 239 unidades (+59,3%). En este sentido, el elevado precio de adquisición hace que, de momento, no sea una opción de movilidad apta para todos los bolsillos, lo que frena su popularización según el balance de las asociaciones.

Para la directora general de Ganvam, Ana Sánchez, “sólo si se impulsa el eléctrico en el canal de empresa, se acelerará su implantación en el parque y se conseguirá reducir su alto precio de adquisición. De la misma forma que el híbrido se ha ido haciendo cada vez más popular, en la medida en la que el ciudadano de a pie ha empezado a identificarlo con las flotas”. En este sentido, las matriculaciones de turismos híbridos enchufables registraron un total de 5.774 unidades matriculadas hasta octubre, lo que supone un 31% más. Sólo durante el mes pasado, se matricularon 787 unidades, un 83% más, de las cuales casi el 70% correspondieron al canal particular.

Según el director general de Aedive, Arturo Perez de Lucia, "para lograr los objetivos de matriculación de vehículos eléctricos en España a 2030 es imprescindible un Gobierno estable y una reforma fiscal que ayude a la industria y ofrezca señales de precio bajo el criterio de 'quien contamina, paga', tal  y como señalaron los representantes del PSOE, PP, Cs y Unidas Podemos en el V Congreso Europeo de Movilidad Eléctrica de Aedive, el pasado 23 de octubre".