Las matriculaciones de turismos en la Unión Europea alcanzaron en junio un total de 1.446.183 unidades, lo que supone una disminución del 7,8% respecto al mismo mes del año anterior. En gran medida, esta caída se puede atribuir a un efecto negativo del calendario, según los datos de ACEA.

En promedio, junio sólo contaba con 19 días de trabajo en toda la Unión Europea este año, en comparación con los aproximadamente 21 días en 2018. Como resultado, los cinco principales mercados de la UE experimentaron reducciones, especialmente Francia (-8,4%) y España (-8,3%).

Durante la primera mitad de 2019, la demanda de los turismos nuevos en la UE se redujo en un 3,1% en comparación con el mismo periodo del año pasado, alcanzando los 8,2 millones de registros en total. Con la excepción de Alemania (+0,5%), cada uno de los grandes mercados de la UE registra un ligero descenso hasta el momento.