Antes de la introducción de la nueva prueba WLTP en septiembre, las matriculaciones europeas de automóviles aumentaron un 31,2% en agosto, lo que llevó a una caída de la demanda en los meses siguientes. Así, en noviembre, las ventas de turismos en la UE cayeron un 8%, por tercer mes consecutivo.

El mes pasado, el mercado también siguió disminuyendo en la mayoría de países de la Unión Europea, incluidos los cinco mayores mercados de automóviles, según datos de ACEA.

En el periodo acumulado de todo el año, las matriculaciones de turismos nuevos en la UE aumentaron ligeramente (0,8%) en comparación con hace un año. La demanda sigue siendo alimentada por Europa Central, donde las ventas crecieron un 9,6% entre enero y noviembre.

En cuanto a los principales mercados de la UE, España (8%) y Francia (4,7%) presentaron un crecimiento sólido en los primeros once meses del año, mientras que las inscripciones cayeron en Italia (-3,5%) y el Reino Unido (-6,9%) durante el mismo periodo.