En el tercer trimestre de 2017, las matriculaciones de vehículos con combustibles alternativos (AFV) en la Unión Europea siguió mostrando un fuerte crecimiento, con una demanda cada vez mayor. Según datos de Acea, crecieron un 51,4% en comparación con el año pasado, alcanzando las 211.635 unidades de propulsión alternativa, que representan el 6,2% del total de ventas de turismos.

El crecimiento fue sostenido en gran medida en todos los segmentos: vehículos eléctricos a batería, híbridos y plug-in representaron crecieron un 60,9%, 59,7% y 53,2%, respectivamente. Por su parte, la demanda de nuevos coches a GLP aumentó en un 38,1% en comparación con el mismo periodo del año anterior, mientras que las matriculaciones de automóviles propulsados por gas natural fueron un 12,9% superiores.

Cada uno de los cinco grandes mercados registraron aumentos de dos dígitos, haciendo una contribución significativa a la evolución positiva de la Unión Europea. Las matriculaciones casi se duplicaron en España y Alemania, aumentando en un 90,7% y un 82,7%, respectivamente, en comparación con hace un año. A continuación, se sitúan Reino Unido ( 48,2%), Francia ( 47,9%) e Italia ( 33,3%).

A pesar de estos datos positivos, la cuota de mercado de vehículos con combustibles alternativos sigue siendo pequeño. Sólo uno de cada 60 coches vendidos durante el tercer trimestre de 2017 fue eléctricamente cargable, mientras que todas las tecnologías alternativas combinadas representaron uno de cada 16 turismos nuevos registrados en la Unión Europea.