Por edades, el mercado sigue protagonizado por los vehículos de hasta 5 años, con el tramo de 0 a 3 años creciendo en febrero un 22,7% y el de 3 a 5 haciéndolo un 14,8%. Por el contrario, las transferencias de modelos de 6 a 9 años cayeron un mes más (-9%), mientras que en el caso de las de los coches de más de 10 años no variaron, aunque volvieron a suponer casi el 60% del mercado.

Las ventas de usados procedentes de los concesionarios se fueron hasta las 31.000 unidades (+12,7%), suponiendo el 19% del total. Por su parte, los de los compraventa sumaron 21.836 transferencias (-18,8%) en febrero, los de canal de “rent a car” ha alcanzado 13.761 ventas (+4%) y las empresas de renting han sumado 7.633 transferencias (+5%). Finalmente, las hechas entre particulares supusieron el 52% del mercado, al contabilizar 85.463 operaciones (+5,2%).

Con este arranque del año, Faconauto espera que el mercado de ocasión vuelva a obtener buenas cifras en 2019, pero ya con crecimientos bajos. En concreto, prevé un repunte de las transferencias del 3%, lo que supondría superar de nuevo 2,1 millones de unidades.

El mercado nacional de coches usados parece haber alcanzado su techo por el momento, pero hay que tener en cuenta que venimos de una década en la que no hemos dejado de ver cómo las ventas crecían”, ha dicho el director de Comunicación de Faconauto, Raúl Morales. “La buena noticia es que hay demanda y que, si no hubiera el problema de stock que hay en el segmento de 0 a 5 años, estaríamos hablando de más alegría en las ventas. Teniendo en cuenta cómo se está comportando el mercado, seguimos pensando que el vehículo usado tendría un papel muy importante a la hora de acelerar la renovación del parque, si se incluyesen dentro de un plan de achatarramiento”.

Por comunidades autónomas, donde más crecieron las transferencias de usados fue en Castilla-La Mancha (+16,4%), seguida de la Comunidad de Madrid (+12,4%), Canarias (+4,2%) y Extremadura (+3,1%). En Cataluña, se mantuvieron en idénticas cifras que en el mismo mes del año pasado, mientras que en Aragón cayeron un 0,3%. También retrocedieron en la Comunidad Valenciana y Asturias (-2,4%), Galicia (-2,6%), Navarra (-2,7%), Castilla y León (-3,9%), Murcia (-4,5%), Andalucía (-4,7%) y País Vasco (-4,9%). La caída fuer mayor en La Rioja (-5,8%), Ceuta (-6%), Melilla (-7,2%) y Baleares (-8,4%).