Los concesionarios de automoción españoles emplearon de manera directa a 162.434 personas en 2017, generando 8.506 nuevos puestos de trabajo. La perspectiva de Faconauto es que el sector siga creando empleo en los próximos años, y maneja como “adecuado” el alcanzar la cifra de 200.000 a medio plazo para que los concesionarios puedan aportar un valor añadido a los nuevos perfiles de compradores.

En el marco de su Congreso anual, la patronal ha calificado de "muy positivo" el ejercicio, gracias a lo cual la facturación del sector creció un 4,7% hasta los 32.145 millones de euros, de los cuales el 69,3% provino de las ventas de coches nuevos, el 17,4% de las ventas de coches usados, mientras que el 13,3% restante lo aportó la actividad de los talleres.

Con estas cifras, la rentabilidad media del sector se elevó el pasado ejercicio hasta el 1,8% sobre facturación. En concreto, los concesionarios que mejores resultados obtuvieron en sus departamentos de vehículos nuevos fueron los que vendieron más de 5.000 unidades al año, con un 1,8% de rentabilidad media, mientras que los que comercializaron menos 500 coches vieron caer su rentabilidad hasta el 0,7%.

Finalmente, el número de concesionarios oficiales siguió reduciéndose el pasado ejercicio, hasta quedar situado en 2.087, frente a los 2.198 de 2016. Por su parte, la red secundaria (agentes y servicios oficiales) quedó reducida a 1.490 puntos, un fuerte descenso si se compara con los 1.726 del año anterior.