En su análisis de las ventas de vehículos de ocasión en 2017, la Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos (Ancove) observa un mayor interés por la compra de VO ecológicamente más eficientes, con incrementos respecto al año 2016 muy superiores a los de los vehículos de energías tradicionales. Sin embargo, todavía se trata de un mercado muy residual dentro del segmento de segunda mano, ya que se vendieron 14.186 unidades, un 0,62% del total de las transacciones del año pasado.

Aun así, sus incrementos demuestran, según Ancove, “una consolidación del vehículo menos contaminante también en el mercado de ocasión, lo que garantiza los valores residuales de este tipo de unidades permitiendo, a su vez, un afianzamiento del mercado de los vehículos más ecológicos en el mercado nuevo”.

Durante 2017 se vendieron 1.362 vehículos eléctricos (entre comerciales y turismos/SUV), con un crecimiento del 61,8% respecto a 2016, un “éxito”, en opinión de Ancove, si se tiene en cuenta que se matricularon 1.159 turismos y SUV eléctricos. En híbridos, siempre sumando comerciales y turismos/SUV, en 2017 se transfirieron 9.757 con gasolina, con un incremento del 40,7%, y 383 con diésel, un 27,2% más. En híbridos enchufables, los de gasolina fueron 625, un incremento del 81,7%; y de diésel, un total de 28, un 300% más que en 2016.

En otro tipo de propulsiones, el comportamiento en el mercado de ocasión fue algo más dispar. De etanol se vendieron once unidades, entre comerciales y turismos, con un descenso del 21,4% respecto a 2016; de gas puro, un total de 149, un 2,1% más; en el caso de vehículos mixtos de gas con gasolina ascendieron a 1.549, un 10,4% superior a 2016; y un total de 322 de gasolina y alcohol, lo que supone una caída del 17,9%.