Los vehículos seminuevos de entre uno y tres años crecieron un 16,2% en febrero, con 14.830 unidades vendidas, mostrándose como una alternativa al nuevo por su precio más competitivo, según datos de Ganvam. Esta cifra fue la nota positiva en un segundo mes del año en el que las ventas de vehículos de ocasión continuaron a la baja con una caída del 16,6%, situándose en las 143.828 unidades. Tras el descenso del 38% registrado por las matriculaciones, por cada coche nuevo se comercializaron 2,5 usados.

Por su parte, en línea con los seminuevos, los modelos de entre tres y cinco años cerraron también en positivo con una subida del 5,5%, hasta alcanzar las 17.689 unidades, debido a que los operadores de renting, principales inyectores de oferta de estos modelos, aumentaron sus ventas de usados un 22,3% durante el pasado mes, concentrando el 7,7% de las operaciones.

Por el contrario, los modelos de entre 10 y 15 años cayeron un 27,5%, hasta situarse en 37.940 unidades. Por su parte, los de más de 15 años de antigüedad apenas disminuyeron un 5,5%, con 45.466 unidades, lo que pone de manifiesto que la demanda se desplaza hacia las soluciones de movilidad más económicas como alternativa a los transportes colectivos. A pesar de la caída, los modelos más antiguos y contaminantes siguen representando más del 58% del mercado.

En este sentido, los datos de Ganvam muestran que el 77,5% de los vehículos de más de diez años que se vendieron durante el pasado mes fueron protagonistas de operaciones entre particulares, que concentraron el 65% de las ventas totales en el mercado de usados.

Por tipo de combustible, los modelos eléctricos registraron un crecimiento del 73,7% en el mes de febrero, llegando a representan el 0,4% del total de operaciones, con 587 vehículos. Por su parte, las ventas de usados diésel, que representaron el 60,4% de las operaciones, cayeron un 17% en febrero, hasta situarse en las 86.835 unidades. Los de gasolina, que concentraron el 36% del mercado, cerraron el mes con un descenso del 19,2%, lo que supone 51.832 unidades vendidas.

Por comunidades autónomas, los datos muestran descensos en todas ellas, siendo La Rioja la comunidad donde más cayeron, con un descenso del 40,6%, seguida por Melilla (-36,2%), Baleares y Ceuta, ambas con caída del 24,7%.Tras ellas siguen Galicia (-22,5%), Extremadura (-21,5%), Murcia (-21,3%), Cataluña (-20,6%), Comunidad Valencia (-20,3%), Andalucía (-18,8%), Aragón (-18,8%), Navarra (-18,6%), Asturias (-17,8%), País Vasco (-17,6%), Castilla la Mancha (-16,2%), Castilla y León (-15,8%) y Cantabria (-14,1%). También en descenso, aunque con cifras menos pronunciadas, se situaron Canarias, con una caída del 7,7%, y Madrid, con un descenso de apenas el 0,8%.