La pandemia del Covid-19 ha provocado importantes efectos económicos negativos, pero también ha comportado alguna tendencia positiva. Según los datos de SeQura, plataforma de pago online, los usuarios que se han retrasado en el pago de las cuotas de sus planes fraccionados se han reducido un 22% respecto a febrero.

En concreto, 7.400 usuarios registraron un nuevo retraso en sus pagos en el mes de mayo, una cifra que, aunque significativa, es muy inferior a los 13.200 consumidores con retrasos en sus cuotas de marzo o los 10.400 del mes de febrero. En total, SeQura cuenta con 320.000 clientes con un plan de pago fraccionado.

El CEO de SeQura, David Backstrom, apunta que “durante el confinamiento se han reducido mucho los gastos generales, no se ha salido a restaurantes, ni se ha viajado, por lo que ha sido más fácil afrontar los pagos pendientes”.

Esta tendencia a la baja en cuanto a los impagos se ha visto impulsada también por las medidas adoptadas por SeQura durante los meses de crisis sanitaria. Así, la plataforma de pagos online ha permitido aplazar las facturas al mes siguiente eliminando cargos por impagos. Según Backstrom, el principal objetivo de SeQura es cuidar a los consumidores y ayudarles con sus pagos cuando lo necesiten.