Las transferencias de vehículos usados disminuyeron un 65% en el mes de mayo respecto al mismo periodo de 2019, hasta las 61.287 unidades, según datos de la consultora MSI para Faconauto. En el acumulado de 2020, la caída es del 36,9%, con 529.377 unidades vendidas. La previsión de la patronal para este año es que las transferencias de vehículos usados caigan un 29,8% con respecto a 2019, con algo más de un millón y medio de unidades transferidas.

Todos los tramos de edades volvieron a caer en mayo, siendo esa bajada más acusada en los vehículos de 6 a 10 años, con una caída del 73,3%, y en el segmento de más 10 años, con un 67,8%. Le siguen el tramo de 3 a 5 años con una bajada del 64,3% y, por último, los vehículos de entre 0 y 3 años, con una caída del 53%. Los modelos más vendidos fueron los de más de 10 años con 34.769 unidades, seguidos de los de menos de 3 años con 14.636 transferencias.

En cuanto a los canales de venta, las bajadas más acusadas fueron para la importación, con un 77,6%, la compra-venta (69,3%) y para el canal empresa (69%). Las caídas fueron menores para los rent a car (19,2%), los vehículos de renting (59,5%) y los concesionarios (52,6%).

El combustible más demandado por los compradores de vehículos usados volvió a ser el diésel, con 36.937 vehículos vendidos, pero bajaron sus transferencias en un 67,3% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Por su parte, la gasolina registró 22.733 ventas de vehículos, un 63,7% menos en relación a mayo de 2019. Destaca el aumento de las ventas de vehículos Gasolina Mild Hybrid, que lo hicieron un 622% con 455 transferencias.

“El mercado de vehículos usados vuelve a estar un mes más condicionado por las consecuencias generadas por la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. No obstante, ya empieza a notarse a diferencia de los dos meses anteriores que la actividad está volviendo, muy lentamente, pero ya no hablamos de un mercado paralizado”, señala el director de Comunicación de Faconauto, Raúl Morales, para añadir que la reapertura de las concesiones de toda España ha hecho que progresivamente vuelva la actividad a este mercado. “Nuestra previsión es una caída de torno al 30% en las transferencias de usados, aunque esperamos que el mercado de ocasión sea, como en crisis anteriores, uno de los primeros en recuperarse e impulsar el sector”.