Las transferencias de vehículos usados cayeron un 89% en el mes de abril respecto al mismo periodo de 2019, hasta las 17.586 unidades, según datos de la consultora MSI para Faconauto. En el acumulado de 2020, la caída es del 29,3% con 466.715 unidades vendidas.

El año, que comenzaba con el crecimiento del mercado en un 3,9% en los dos primeros meses, se ha visto golpeado por la crisis sanitaria del Covid-19 que ha mantenido el mercado paralizado durante gran parte del mes de marzo y abril entero. Las previsiones para este año, sin duda, vienen marcadas por los efectos del coronavirus y se prevé que las transferencias de vehículos usados caigan un 26,3% con respecto a 2019, con algo más de un millón y medio de unidades transferidas.

En abril, cayeron todos los tramos de edades, siendo esa bajada más acusada en los vehículos de más de diez años, con una caída del 91,7%, el segmento de seis a diez años con un 90,6%. Le siguen el tramo de cero a tres años con una bajada del 83% y, por último, los vehículos de entre tres y cinco años han experimentado una caída del 80%. Los modelos más vendidos han sido los de más de diez años con 8.148 unidades seguidos de los de menos de tres años con 4.846 transferencias.

En cuanto a los canales de venta, las bajadas más acusadas fueron para la importación (-94,7%), el canal de particulares (-91,6%), la compra-venta (-91,5%) y para las matriculaciones tácticas (-91,4). Las caídas, sin embargo, han sido menores para los vehículos de renting, un 65,3%, el RAC, en un 67,8%, y de los concesionarios, con una bajada del 77,4%.

El combustible más demandado por los compradores de vehículos usados volvió a ser el diésel, con 10.995 vehículos venidos, pero bajan sus transferencias en un 89,3% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. La gasolina, por su parte, registró 5.995 ventas de vehículos con este combustible y cayó un 89,2% en relación con abril de 2019. Destaca el aumento de las ventas de vehículos Diesel Mild Hybrid en este mes marcado por la crisis, que lo hicieron un 154%, contabilizando 61 transferencias.

“El mercado de vehículos usados ha sufrido también el duro golpe del freno en seco de la actividad por la crisis sanitaria provocada por el coronavirus”, ha declarado el director de Comunicación de Faconauto, Raúl Morales. “Los concesionarios han estado cerrados casi dos meses, de ahí la fuerte caída de todas sus áreas de negocio. La reapertura de las concesiones de toda España tendrá, forzosamente, que cambiar esta tendencia tan negativa en paralelo a la recuperación progresiva de la actividad. Nuestra previsión es una caída de torno al 26% en las transferencias de usados, aunque esperamos que el mercado de ocasión sea, como en crisis anteriores, uno de los primeros en recuperarse e impulsar el sector”.