Actualmente son muchos los factores que pueden influir de manera negativa en el funcionamiento correcto de nuestro vehículo. Para mantener el coche en perfectas condiciones es fundamental añadir aditivos al sistema de combustión. Estos productos químicos mejoran el rendimiento del vehículo a la vez que reducen el riesgo de que el motor sufra averías irreparables.

Sin embargo, en el mercado hay aditivos de distintos grados de calidad que ofrecen resultados desiguales. Dado que es un producto clave para el vehículo es importante confiar en las mejores marcas. En ese sentido, los cuatro aditivos que ofrece Motul son una apuesta segura para mejorar la salud del motor, ya sea de gasolina o diésel. Estos productos han sido desarrollados especialmente para mejorar el rendimiento del motor y así alargar su vida útil, contribuyendo al ahorro de combustible y reduciendo las emisiones contaminantes.

Los aditivos de Motul para coches de gasolina previenen todos los problemas internos del motor y solucionan las posibles anomalías derivadas de la combustión. Fuel System Clean limpia de manera eficaz la suciedad y las obstrucciones que se acumulan en el sistema de combustible. Este producto está diseñado para utilizarse en todo tipo de motores de gasolina con carburadores o de inyección. Además, proporciona una lubricación perfecta durante el proceso de limpieza y evita la acumulación de las micropartículas eliminadas.

El segundo producto que compone este combo para motores de gasolina es el Valve & Injector Clean, un potente limpiador de inyectores y válvulas de admisión. Este aditivo está formulado específicamente para eliminar acumulaciones y películas en las válvulas de admisión y las boquillas de los inyectores. También elimina los contaminantes de todo el sistema de inyección de combustible derivados de las condiciones de utilización y garantiza una limpieza eficaz de las válvulas, las boquillas de los inyectores y el colector de admisión, sin necesidad de desmontarlos.

En lo que respecta a motores diésel, Motul ofrece Diesel System Clean, un aditivo que limpia a fondo el sistema completo desde el depósito y el inyector hasta la cámara de combustión. También disuelve los residuos sólidos en los inyectores, que se forman con la alta temperatura de la combustión en las boquillas. Además, evita la oxidación del combustible diésel y la aparición de microorganismos.

Motul DPF Clean ofrece una solución, tanto preventiva como curativa, para evitar en el futuro operaciones de reparación, ayudando al sistema a quemar los residuos de carbonilla que se acumulan en el filtro de partículas (DPF) de los motores diésel, sin producir emisiones nocivas ni obligar a trabajar al motor con temperaturas excesivas en el proceso de regeneración. Asimismo, su uso mejora las prestaciones de potencia del motor, conserva limpio y en buen estado el DPF, reduciendo el consumo de combustible facilitando la salida de los humos de escape de forma más libre. De este modo, el vehículo recobrará los valores de emisiones a los parámetros de origen por el particular sistema de funcionamientos de Motul DPF Clean: su combustión sustituye el CO2 por la emisión de agua (H2O).

Todos los productos se agregan directamente en los depósitos de combustible, antes de repostar o con el depósito medio lleno o totalmente lleno, y se recomienda su aplicación cada seis meses.