Este año el Día de Reyes fue especial para los niños y las familias del programa de Infancia, Adolescencia y Familia de Cáritas Diocesana de Albacete, gracias al compromiso de la empresa albaceteña Ajusa que ha ayudado a repartir juguetes entre los menores que más lo necesitan.

Este ha sido un paso más en las acciones sociales que durante las pasadas fechas navideñas Ajusa, junto Cáritas Diocesana de Albacete, llevaba a cabo “para dignificar a las personas y llevar alegría a aquellos hogares que atraviesan tantas dificultades”, destacan desde la compañía, cuyo presidente, José Manuel Martínez, ha expresado la necesidad de “estar más cerca que nunca de los niños y las familias que peor lo están pasando”.