KYB es el socio de EKS y de Monster Energy RX Cartel, que juntos lucharon por el Campeonato Mundial de Rallycross de la FIA 2019. Ambos equipos participaron con amortiguadores y sistema electrónico de dirección asistida KYB, contando, además, con el apoyo de ingenieros especializados de KYB, tanto en las carreras como durante las pruebas. "La plantilla al completo de KYB Corporation quiere felicitar a todos los pilotos, ingenieros y personal de asistencia de ambos equipos por una excelente temporada", declaran desde la compañía.

El equipo RX Cartel, con una mínima preparación para el campeonato, contó con dos pilotos que han obtenido podio durante un emocionante año de carreras. Con el apoyo de EKS, que también participó con el debutante de Supercar Krisztian Szabo, los tres pilotos han experimentado la emoción y la frustración a través de los altibajos acaecidos durante toda la temporada, antes de la última carrera del año en Killarney (Sudáfrica) el 9 de noviembre.

Liam Doran terminó octavo en la general con 114 puntos, lo que supuso un gran logro para el piloto británico. Por su parte, el piloto húngaro de EKS, Krisztian Szabo, terminó décimo en la general con 99 puntos, en su primera temporada completa en el Mundial RX en la categoría Supercar. El equipo Monster Energy RX Cartel finalizó tercero en la general, con 299 puntos.

Tras 196 carreras, Andreas Bakkerud terminó la temporada con 211 puntos empatado con el sueco Timmy Hansen. Los comisarios de la carrera deliberaron durante horas sobre el incidente en la sexta curva de la vuelta final, el resultado fue confirmado y el noruego Bakkerud quedó en segundo lugar tomando en cuenta las carreras ganadas.