Arval, compañía de servicios de movilidad del grupo BNP Paribas, ha desarrollado la aplicación Arval Fleet View, con el objetivo de facilitar la supervisión de la flota. Mediante esta solución, y sin necesidad de ser un experto gestor, es posible comprobar fácilmente el uso operativo y el coste de los vehículos.

 

Así, con esta herramienta mutisoporte, disponible para PC y tablet, se visualizan en una sola pantalla los principales indicadores de la flota, de tal forma que en pocos segundos se obtiene la composición del número de coches utilizados, la distribución por tipo de vehículo, marca y energía - ya sea diésel, gasolina, híbrido o eléctrico -, el gasto total y gasto medio mensual que implica cada coche, además del impacto medioambiental o emisiones de CO2.

Con estas cuatro claves (flota, uso, coste y medio ambiente) cualquier persona implicada en las gestiones relacionadas con los vehículos corporativos dispone de una solución intuitiva de fácil manejo que le ahorrará tiempo en la interpretación de los resultados y en la gestión en tiempo real.

De este modo es posible comprobar prácticamente en un solo golpe de vista si se está aplicando una correcta política de flotas, para poder poner en marcha las palancas de actuación necesarias en caso de que se produzca cualquier desviación sobre lo contratado para no incurrir en gastos innecesarios.

Por ejemplo, se puede controlar si se dispara el gasto de carburante o el nivel de CO2, para así otorgar más peso a los vehículos eficientes, depurar las técnicas de conducción de los empleados o poner en marcha proyectos que permitan compensar las emisiones de la flota y reducir la contaminación.