La planta de Audi en la población alemana de Ingolstadt continúa creciendo, pues en la zona norte de la factoría avanzan a buen ritmo los trabajos para la puesta en marcha de unas nuevas instalaciones de pintura.

Poco más de un año después que se iniciara la construcción, la compañía celebra ahora la finalización de la estructura. A partir de junio de 2016, en esta nueva instalación se pintarán las carrocerías del nuevo Audi A4.

 

"Con un equipamiento y tecnologías de fabricación ultramodernas, seguimos fieles a nuestro lema 'A la vanguardia de la Técnica' también en lo que se refiere a los métodos de producción, y aseguramos así la elevada calidad de nuestros productos", expone Hubert Waltl, responsable de Producción de AUDI AG.

Para el dirigente, la nueva línea de pintura representa el continuo crecimiento de nuestra compañía y la excepcional importancia de la factoría Audi en Ingolstadt.

La nueva línea de pintura incorpora una innovadora tecnología. De hecho, en el futuro el proceso de pintura se llevará a cabo de forma completamente automatizada mediante un equipamiento ultramoderno utilizando tecnología robótica.

Los robots pueden seguir mejor el contorno de las carrocerías de los coches, lo que les permite realizar una cubierta aún más uniforme de la pintura. Las nuevas instalaciones de pintura de Audi en Ingolstadt serán unas de las más respetuosas del mundo con el medioambiente. Así, por ejemplo, un proceso de limpieza en seco separará con ayuda de polvo de roca las partículas de pintura en el aire de salida.

La planta funcionará con un sistema de circulación mediante el cual se recuperará hasta un 80% del aire para ser purificado antes de ser devuelto al sistema, consiguiendo así reducir el consumo de agua y calefacción. Al mismo tiempo, se eliminarán todas las emisiones de disolvente en el aire residual.

Más de 300 operarios trabajan en las obras de las nuevas instalaciones desde el inicio de la construcción en mayo de 2014. Tan sólo para los trabajos en la estructura se han utilizado 20.000 metros cúbicos de cemento y 4.300 toneladas de acero.

Indicar que el edificio consta de una estructura realizada en acero y soportes de acero rellenos de hormigón. Esto permite que la nave principal, con 324 metros de longitud y 36 metros de anchura, ofrezca más espacio para las actividades necesarias. En los próximos meses se instalarán y probarán estos equipos de pintura, y se completarán el interior y el exterior del edificio.