Seguro que al escuchar las siglas TPMS es posible que a alguna persona no le venga a la cabeza a que nos referimos. Ahora bien, si hablamos de "Tire Pressure Monitoring System", o de su equivalente en castellano como "Sistema de Monitorización de Presión de Neumáticos", muchos comenzarán a saber por dónde van los tiros.

 

Este sistema, indica la firma Aurgi, da la posibilidad de conocer en todo momento, y desde el interior del vehículo, cual es la presión de cada uno de los neumáticos del vehículo, permitiendo la detección de posibles pinchazos, evitando que la presión de los neumáticos pase a ser un punto olvidado.

TPMS es un sistema electrónico para monitorizar la presión de aire en el interior de un neumático de un vehículo a tiempo real. Automáticamente transmite un aviso al conductor en caso de que exista un neumático falta o exceso de presión.

La información es retransmitida a un procesador a bordo que enciende una luz de advertencia cuando la presión del neumático desciende por debajo de un determinado rango.

Lo que se consigue con estos sistemas es alertar al conductor de la presencia de neumáticos con bajos niveles de aire (aumenta la seguridad de conducción) y reducir accidentes causados por fallas en los neumáticos (pues una presión incorrecta de los neumáticos prolonga la distancia de frenado, dificulta tomar curvas y puede calentar los neumáticos).

También mejorar el rendimiento del combustible (evita un consumo elevado de combustible debido a una presión inadecuada de los neumáticos) y reducir las emisiones de carbono (minimiza el desgaste de los neumáticos debido a una mayor resistencia a la rodadura y también de las emisiones de CO2.