Automóviles Román Sánchez es el nuevo concesionario en Cuenca de las marcas Fiat y Abarth, cuyas instalaciones ocupan un total de 1.800 metros cuadrados destinadas a la venta de vehículos nuevos y de ocasión, con espacios específicos para cubrir las necesidades de todas las marcas. El concesionario pretende adaptarse a las tendencias de consumo del sector, como consecución de su plan de expansión y demostrando crecimiento, informa Vocesdecuenca.com.

“La puesta en marcha de estas instalaciones responde a la necesidad de ofrecer un servicio integral, personalizado y con la máxima garantía de calidad a los clientes”, aseguran desde Automóviles Román Sánchez, que busca apostar por el crecimiento en equipo, compuesto por profesionales altamente cualificados, con experiencia en el sector y formación específica en cada una de sus respectivas áreas.

Estas nuevas instalaciones también aprovechan el potencial de las nuevas tecnologías mediante la creación de un espacio que incluye exposiciones virtuales, además de proponer una experiencia de compra única al cliente.