Bosch tiene previsto ampliar sus actividades en el campo de las nuevas tecnologías de Inteligencia Artificial en Tübingen, el ‘Cyber Valley’ alemán, para lo cual tiene previsto invertir unos 35 millones de euros en su nuevo "Bosch AI Campus". Actualmente, Bosch está en negociaciones con la ciudad de Tübingen para la compra de un terreno de unos 12.000 metros cuadrados sobre el que construir el campus. El traslado al nuevo complejo de investigación está previsto para finales del año 2022.

El Campus AI de Bosch en Tübingen estará situado cerca de las instalaciones de investigación del ‘Max Planck Institute for Intelligent Systems’ y del edificio de investigación de inteligencia artificial de la Universidad de Tübingen. Además de laboratorios y oficinas, el campus ofrecerá espacios en los que las start-ups y grupos de investigación externos en inteligencia artificial podrán residir temporalmente. Las áreas de libre acceso de la primera planta servirán para fomentar el intercambio entre los expertos del ‘Cyber Valley’. Otras áreas de las instalaciones también estarán abiertas al público.

Bosch es miembro fundador de ‘Cyber Valley’, creada en 2016, una empresa conjunta de investigación que reúne a socios de la industria, el mundo académico y la política para impulsar la investigación sobre inteligencia artificial en el estado alemán de Baden-Württemberg. La idea es transferir rápidamente los resultados de la investigación a aplicaciones industriales en el mundo real.

Bosch investiga la inteligencia artificial de forma segura, sólida y justificable. La inversión en el nuevo campus supone un paso más de la compañía para fortalecer la investigación en AI en el ‘Cyber Valley’. El año pasado, el profesor Matthias Hein fue nombrado presidente de la cátedra Bosch en la Universidad de Tübingen. La empresa patrocina dos cátedras que permiten a la universidad integrar la experiencia práctica industrial en su investigación y docencia.

Estas cátedras se centran en las cuestiones que surgen cuando se preparan para su aplicación industrial. Un ejemplo es el diagnóstico predictivo, que permite predecir las averías de las máquinas mucho antes de que se produzca un fallo. Además, un mantenimiento oportuno puede evitar paradas prolongadas en las máquinas. El diagnóstico predictivo es un ejemplo de aprendizaje automático, el cual es el centro de la investigación llevada a cabo en el ‘Bosch Center for Artificial Intelligence’. Actualmente, el BCAI cuenta con unos 200 empleados en seis localizaciones en Alemania, Estados Unidos, India e Israel.