Brembo cerró el primer trimestre del año con un aumento en sus ingresos del 15,1%, hasta los 514,3 millones de euros (un 8,8% positivo basado en un tipo de cambio homogéneo).

 

De la misma forma, las inversiones netas del trimestre sumaron un total de 28,8 millones de euros, al tiempo que la deuda financiera neta se redujo en 84,8 millones de euros respecto al mismo periodo de 2014.

En palabras del presidente del grupo, Alberto Bombassei, el primer trimestre de 2015 ha sido uno de los más satisfactorios. "En comparación con 2014 se observan mejoras en la facturación y en los márgenes".

A nivel geográfico, ha continuado la tendencia positiva en América del Norte y en los mercados asiáticos, así como en Europa, donde Italia crece por encima de la media europea. "Esto nos confirma la eficacia de las decisiones tomadas y de las inversiones realizadas en los últimos años. Las fábricas del grupo están operando a plena capacidad", recalca.

Destacar asimismo que Brembo ha acelerado los proyectos en innovación y desarrollo, contratando nuevos ingenieros e investigadores con perfiles técnicos innovadores, para apoyar de este modo la evolución de los negocios.