Brembo, firma especializada en fricción, invertirá un total de 32 millones de euros en una nueva planta de pinzas de aluminio en México.

La fábrica contará con una nueva fundición de aluminio y maquinaria capaz de producir dos millones de pinzas al año, que se destinarán a los clientes de la compañía en la región del TLCAN.

 

Señalar que la instalación tendrá 31.500 m2 cuando esté completamente operativa y generará una facturación anual de 100 millones de euros.
"Con la apertura de la nueva planta en México, Brembo confirma su firme determinación de continuar creciendo en América del Norte", afirma el presidente del Grupo, Alberto Bombassei.

En palabras del dirigente, la demanda de pinzas de aluminio, en rápida expansión fuera de Europa, supone abrir oportunidades de nuevos desarrollos en Norteamérica para Brembo, que siempre ha sido líder en esta tecnología.

Podemos aprovechar esta oportunidad solamente si invertimos en capacidad de producción, cerca de nuestros clientes en el mercado local, apunta.