El Clúster de Automoción de Aragón (CAAR) lanza la quinta edición de su campaña “Lápices y sonrisas”, con la que quiere ayudar a niños de familias desfavorecidas mediante la recogida de material escolar. Este año, para adaptar la iniciativa a la situación de pandemia y garantizar la seguridad sanitaria, se ha rediseñado el formato, que pasará a ser online.

Para ello, se ha creado una plataforma web desde la que, del 19 al 31 de octubre, las empresas socias de CAAR y sus trabajadores, proveedores y clientes -y todo aquel que esté interesado en participar- pueden comprar distintos paquetes de lapiceros, cuadernos, rotuladores y mochilas para ser donados a menores con dificultades económicas y a niños pacientes del Hospital Infantil de Zaragoza y del Hospital San Juan de Dios.

El CAAR cuenta con el apoyo de la Asociación de Deporte Solidario (Asdes) y la colaboración de Alcampo y Copy&Paste, proveedores del material que se donará. Las entidades encargadas de repartirlo a los destinatarios finales son Amasol (Asociación de Madres Solas), Asociación Ainkaren, Civitas (Asociación de Vecinos del Barrio de Las Fuentes de Zaragoza), Hospital Infantil de Zaragoza, Hospital San Juan de Dios, Asociación de Vecinos Kasan - Unión Vecinal Cesaraugusta, Fundación la Caridad, Fundación Cepaim, Fundación Apip-Acam, Fundación el Tranvía, Plena Inclusión Aragón, Asociación Sonrisas y Cruz Roja Aragón.

El objetivo del CAAR es superar los 4.000 niños a los que se ayudó el año pasado. En las cuatro ediciones precedentes más de 10.500 niños se han beneficiado de la iniciativa.

La responsable del proyecto “Lápices y Sonrisas” y del área de Responsabilidad Social del CAAR, Arlen Dicovskiy, destaca el esfuerzo por mantener la campaña, ya consolidada, a pesar de la crisis sanitaria, que impide poder colocar las cajas solidarias en las empresas y recibir material usado.