Los expertos en vehículos industriales de Bosch recomiendan prepararlos para la temporada invernal mediante una revisión de invierno, además de utilizar recambios de calidad para la fiabilidad de estos vehículos. En primer lugar, la batería Bosch TE, diseñada específicamente para aplicaciones difíciles en vehículos industriales, destaca por su alta resistencia a la vibración, cumpliendo con la norma de resistencia a la vibración V4, y es adecuada para su instalación en el eje trasero o para su uso en carreteras secundarias o en aplicaciones de especial dureza.

En comparación con las baterías convencionales, su resistencia a la descarga se ha duplicado. Esto es particularmente importante para los camiones de largo recorrido equipados con un gran número de consumidores eléctricos, mejorando, entre otros aspectos, la comodidad de la vida a bordo de los conductores. La batería TE, libre de mantenimiento, utiliza la tecnología EFB cuya placa positiva está cubierta con una malla de poliéster.

Por su parte, los filtros de combustible también separan el agua, que de otro modo podría llegar incluso a congelarse en invierno, lo que causaría problemas para arrancar el motor del vehículo. En la revisión de invierno, los filtros de combustible deben ser reemplazados como una medida preventiva, ya que podría ocasionar la avería de un vehículo. Lo mismo dice Bosch de los cartuchos desecadores de aire, que permiten una eficiente deshumidificación y eliminan las partículas y la nebulización de aceite del aire comprimido producido en el sistema neumático. De lo contrario, el agua que penetra en dicho sistema, debido a una filtración insuficiente, podría causar fallos en las válvulas.

Los filtros para el habitáculo de carbón activo protegen a los conductores del polen, los gases dañinos y malolientes, el polvo fino y otras partículas contaminantes. Además, evitan que las ventanillas y las lunas se empañen durante la estación fría y húmeda y reducen la cantidad de partículas depositadas en el sistema de aire acondicionado. Bosch recomienda cambiar el filtro para el habitáculo al menos una vez al año.

Por otro lado, y especialmente en caso de lluvia, nieve o hielo, las escobillas aseguran una visión libre de líneas de agua, proporcionando una mejor visión de la calzada y, por lo tanto, una mayor seguridad. Para los vehículos industriales grandes, Bosch recomienda las escobillas planas Bosch Aerotwin o las convencionales Bosch Twin. Las Aerotwin distribuyen uniformemente la presión de contacto en toda su longitud y se adaptan a la curvatura del parabrisas. Gracias a su tecnología de limpiaparabrisas ‘Power Protection Plus', las escobillas Aerotwin limpian mejor, más silenciosamente y durante más tiempo. Las Bosch Twin, con su sistema de soporte metálico y doble protección contra la corrosión, son robustas y resistentes.

Probar el sistema de iluminación del vehículo es otra parte importante de las revisiones de invierno. Específicamente para su uso en vehículos industriales, Bosch ofrece líneas de productos sobre la base de lámparas halógenas ‘Trucklight' y ‘Trucklight Maxlife' con un diseño robusto, resistencia alta a las vibraciones y larga vida útil. La gama de lámparas Bosch destaca por su intensa luz diurna acompañada de un bajo consumo de energía.