Citroën llega a Rétromobile 2015 con el confort y el bienestar como bandera, un valor clave en la identidad de la marca, muy presente en sus vehículos de todas las épocas.

 

Así, la presente edición de Rétromobile se puede ver cómo este ADN se ha manifestado en distintas épocas, ofreciendo en cada momento una respuesta moderna y ajustada a las expectativas de los clientes.

El público puede ver una selección de modelos emblemáticos que han marcado la historia de la marca: el C6 Torpedo, el Traction Avant, el 2 CV, el Méhari, el GS o el CX.

En el salón también están presentes el Baby Brousse, un modelo comercializado en África y muy poco visto en Europa.

Por último, el C4 Cactus cierra la exposición, demostrando que, hoy también, Citroën innova para ofrecer vehículos con un estilo único, confortables, fáciles de usar y funcionales.