Click Soluciones, DAT Ibérica y Sinaptinet han llegado a un acuerdo para ofrecer de manera conjunta e interconectada a los talleres soluciones de gestión integral: desde la declaración automática de un siniestro e interconexión entre particulares, compañías, agentes y talleres a la valoración automática y gráfica de la reparación y mantenimientos (vehículo industrial, comercial, turismo, motos...), así como la recepción activa, gestión de carga de trabajo, control de producción, etc. El objetivo es ofrecer a los centros reparadores un elevado grado de eficacia en todas y cada una de sus operaciones.

Manuel A. Pérez, director técnico de Click Soluciones Empresariales, destaca de este acuerdo la importancia de la interconexión entre los tres sistemas que, en sus palabras, “permitirá a los talleres ser más eficientes aún, por una parte, y reducir costes de administración y de gestión, por otra”. Marius Burgstaller, director de Desarrollo de Negocio de DAT Ibérica, asegura que este acuerdo a tres tiene un claro beneficiario: el taller, que dispone de una amplia gama de servicios 360º centralizados que le permite centrarse en su actividad reparadora sin perder tiempo en actividades que, aunque necesarias, no se encuentran en el core de sus funciones.

Por su parte, Alberto Marín, director comercial de Sinaptinet, considera que el análisis en tiempo real de la actividad del taller no hará más que redundar en aumentos de la rentabilidad y de la eficiencia de los centros reparadores “que dejan en muy buenas manos la gestión y administración de sus labores”.

Click Soluciones Empresariales es una empresa especializada en tecnología, cuyo objetivo principal es dotar a los talleres de estrategias de mejora de la rentabilidad de los centros de reparación de mecánica, chapa y pintura, electricidad y electrónica. DAT Ibérica es una compañía especialista en la valoración de vehículos usados, estimación de valores residuales y cálculo de reparaciones y mantenimientos. Y Sinaptinet dispone de una potente herramienta certificadora del nivel de calidad de la actividad reparadora. Su principal papel es proporcionar un medio de comunicación más ágil y más transparente entre compañías aseguradoras, talleres y clientes. Además, permite la automatización de muchas de las tediosas tareas administrativas que recaen sobre el taller. Al generarse datos en tiempo real acerca de su actividad, el taller dispone de un análisis exacto sobre su eficiencia de cara a sus propios clientes y a las compañías de seguro.