Muchos vehículos del parque móvil español pueden ser candidatos para ser matriculados como coches históricos. Para los afortunados que posean una de estas joyas automovilísticas, les puede interesar saber cómo conseguir una Matrícula Histórica, ya que de ello pueden derivar ciertas ventajas (como estar exento de pagar el impuesto de circulación o beneficiarse de pólizas de seguro más baratas en algunos casos). Pero, antes que nada, el coche debe cumplir con una serie de características o requisitos para poder ser considerado como tal.

Para empezar, el vehículo deberá tener más de 30 años y no haber sufrido modificaciones. Para el cómputo, se tendrá en cuenta o bien la fecha de fabricación, o en su defecto, la fecha de primera matriculación. También serán considerados coches históricos aquellos vehículos incluidos en el Inventario General de Bienes Muebles del Patrimonio Histórico Español, así como los vehículos declarados de “interés especial o interés cultural”. Esto es, si el coche perteneció a alguna personalidad importante o fue parte de algún acontecimiento histórico relevante lo más probable es que entre dentro de esta categoría. Puede darse el caso también de que el propietario posea un coche de cuyo modelo se fabricaron unidades muy limitadas o que posea alguna característica defectuosa o singular que lo haga especial.

Una matriculación de este tipo no es un proceso sencillo. Resultará conveniente solicitar la ayuda de expertos, como transferenciasimposibles.com, una gestoría con experiencia en el proceso para matricular vehículos históricos, que cuenta con un largo recorrido y ha logrado llevar a buen puerto un gran número de matriculaciones que a priori parecían imposibles de realizar. Todos estos años, le ha permitido conocer bien cómo trabajan los laboratorios oficiales de vehículos históricos, cómo se dedican a catalogar y homologarlos desde el laboratorio hasta la DGT.

De acuerdo a transferenciasimposibles.com, para que un vehículo pueda ser matriculado como histórico, tras haber acudido al laboratorio oficial para su catalogación, se deberá presentar la siguiente documentación específica ante la DGT: el certificado de catalogación del laboratorio aceptada por la industria, la ficha técnica de la ITV y el permiso de circulación, justificantes de pago y exención del impuesto correspondiente. Además, se debe tener en cuenta también que el precio de matriculación para obtener los papeles de vehículo histórico variará de acuerdo al tipo de vehículo (moto, coche, camión, caravana, etc.), la comunidad autónoma en la que se tramita el vehículo y de acuerdo a la situación técnica y documental del vehículo histórico a matricular.