Continental ha ampliado su centro logístico en Gross-Rohrheim, al sur de Frankfurt (Alemania), que suministra piezas de recambio a los distribuidores de todo el mundo. Durante el segundo trimestre, la empresa pondrá en marcha su nueva ampliación de 7.000 metros cuadrados de almacén, ampliando la superficie total disponible a 34.000.

Este nuevo área logística, que sirve como área de picking y almacenamiento, dispone de un almacén separado para piezas pequeñas con más de 25.000 espacios de almacenamiento, casi 20.000 más que antes, de modo que se puede abastecer con piezas de recambio más pequeñas y ciclos de pedido más cortos a los distribuidores. Como resultado de la expansión, el número de espacios para pallets ha aumentado de 32.400 a 44.550, lo que garantiza un suministro fiable a los distribuidores incluso en horas punta y en periodos estacionales.

Continental logistica frankfurt 2

Esta es la segunda expansión del almacén desde que Continental se cambió a estas nuevas instalaciones en 2008. “La demanda de nuestros productos aumenta continuamente ya que hemos estado creciendo más rápido que el mercado durante años”, afirma Peter Wagner, director del segmento Independent Aftermarket.

Gross-Rohrheim, con conexión con varias autopistas y el aeropuerto de Frankfurt, es un elemento importante en la cadena logística mundial de Continental para piezas de recambio. Desde allí, la compañía envía una amplia gama de piezas de repuesto, incluyendo discos de freno, filtros y limpiaparabrisas. El transbordo en el centro logístico ha crecido de forma continua desde hace años y, según las previsiones actuales, la facturación generada por el centro logístico en 2020 (el primer año completo después de la ampliación) se habrá duplicado en comparación con 2008, año en el que Continental se trasladó.