Durante muchos años, el área de neumáticos de Continental ha demostrado un compromiso continuo con la sostenibilidad. Ahora, la compañía ha agrupado todas las actividades y proyectos en un nuevo departamento como parte de su programa estratégico "Vision 2030". Como jefe de Sostenibilidad, Claus Petschick es responsable desde el 1 de abril de la dirección estratégica y la dirección mundial de todos los proyectos de sostenibilidad, que dependen directamente de Christian Kötz, responsable del Area de negocio de Neumáticos y miembro de la Junta Directiva de Continental.

Petschick ha trabajado en Continental durante más de 30 años, ocupando inicialmente varios puestos en I+D y desarrollo de productos para el negocio de equipo original antes de asumir la dirección de la planta de neumáticos de Hannover-Stöcken en 2007. Posteriormente, este ingeniero de construcción de 58 años fue responsable de la garantía de calidad global dentro del sector de los neumáticos como vicepresidente de Gestión de Calidad durante más de diez años.

"Con la creación de este departamento dedicado a la sostenibilidad, estamos consolidando nuestras actividades y proyectos de investigación de gran alcance y subrayando nuestro compromiso de seguir ampliando sistemáticamente los modelos empresariales sostenibles y los productos y servicios innovadores a lo largo de toda la cadena de valor", explica Christian Kötz. “Estamos seguros de que una gestión sostenible y responsable mejorará nuestra capacidad de innovación y nuestra viabilidad futura, y que podremos hacer una contribución importante a la sociedad, dando forma al futuro gracias a nuestro compromiso".

La estrategia en sostenibilidad de Continental se basa en cuatro pilares: acciones para mitigar los efectos del cambio climático, movilidad sostenible, economía circular y cadenas de suministro sostenibles.

Para que los neumáticos del futuro sean aún más eficientes desde el punto de vista energético y más respetuosos con el medio ambiente en cuanto a la producción, el uso y la reciclabilidad, Continental invierte en investigación y desarrollo de nuevas tecnologías, materiales alternativos y procesos de producción compatibles con el medio ambiente.

Esto incluye, por ejemplo, la extensión de la vida útil del producto mediante el recauchutado. Con este objetivo en mente, en 2013, Continental construyó la planta ContiLifeCycle en Hannover (Alemania), donde flotas de máquinas diseñadas con sistemas de recauchutado integrados establecen nuevos estándares en el campo del reciclaje de neumáticos.

Otra de las principales preocupaciones para Continental es dejar de importar caucho natural exclusivamente de los trópicos para producirlo lo más cerca posible de las plantas de neumáticos, evitando así la deforestación y reducir las emisiones de CO2 generadas por las largas rutas de transporte. En el futuro, el proyecto Taraxagum de Continental y el Instituto Fraunhofer de Biología Molecular y Ecología Aplicada (IME) suministrarán caucho natural de diente de león, que puede utilizarse para la producción de neumáticos de motocicletas, automóviles y vehículos comerciales. Asimismo, el neumático para bicicleta Urban Taraxagum es el primer neumático de Continental producido en serie fabricado con caucho natural de diente de león.

Además, la compañía es miembro fundador de la Plataforma Global para el Caucho Natural Sostenible (GPSNR, por sus siglas en inglés), una asociación que une a los principales actores procedentes del mundo empresarial y de la sociedad civil, que trabajan conjuntamente para mejorar la sostenibilidad mundial del sector del caucho natural.