Con sus soluciones de puertas de vehículos inteligentes, Continental optimiza la relación entre seguridad y comodidad, pero también es una función necesaria para la conducción automatizada. Los vehículos sin conductor deben poder abrir y cerrar las puertas incluso sin mecanismos ni tiradores de puertas para abordar diferentes situaciones prácticas, y permitir que los ocupantes entren y salgan de manera cómoda.

Gracias a sus funciones avanzadas, el sistema de puertas inteligentes de Continental ha sido reconocido con el Premio a la Innovación CES 2019 en la categoría de Inteligencia de vehículos y tecnología de conducción automática. Durante su evento anual CES Unveiled New York, la organizadora de la CES, la CTA (Consumer Technology Association), anunció a los galardonados la celebración de un evento tecnológico, ofreciendo un adelanto de los productos y tendencias que se esperan en la próxima edición del certamen, que tendrá lugar del 8 al 11 de enero de 2019.

La puerta autónoma inteligente aumenta la comodidad del usuario a medida que avanza la conducción automatizada

Con la función de control de puertas eléctrico, Continental permite la apertura y el cierre de forma autónoma de las puertas del vehículo y evita que los ocupantes se hagan daño en los dedos, manos o pertenencias con su protección antipinzamiento. Gracias a la conexión del sistema de inicio y entrada pasivos (PASE), las puertas del vehículo se abren de manera automática y sin contacto en el momento adecuado, además de reconocer al usuario y se abren en el lado derecho.

Continental Smart Autonomous door

La puerta autónoma inteligente detecta constantemente obstáculos fijos. Si los sensores detectan alguno de éstos, la puerta inteligente detiene automáticamente el proceso de apertura. En el modo de asistente, el sistema facilita el manejo de la puerta al reducir la cantidad de esfuerzo físico necesario y permitir cualquier ángulo de apertura. Con esto se aumenta la comodidad cuando el vehículo se encuentra sobre una pendiente. La puerta ya no se cierra de forma brusca y puede abrirse o cerrarse en una posición de desnivel mediante la función de asistente sin hacer falta un esfuerzo físico adicional. Las funciones opcionales, como la velocidad ajustable de la puerta, la protección contra golpes y el amortiguador en posición final, pueden aumentar la comodidad y reducir la presión en los mecanismos de la puerta y el chasis.

Una ventaja añadida es el ángulo de separación que varía continuamente. La puerta inteligente permite una apertura suave en cualquier posición sin que quede trabada en su sitio. Pese a ello, la puerta puede detenerse de forma segura en cualquier posición deseada mediante el sistema de control inteligente. Cuando se utiliza la detección de obstáculos fijos, este sistema también detiene de manera inmediata el proceso de apertura de la puerta del vehículo si se detecta un obstáculo. Como consecuencia, la función de freno inteligente evita de manera eficaz una posible colisión.