Continental y Knorr-Bremse muestran con el sistema Platooning Demonstrator qué funciones de conducción pueden desarrollar junto con los fabricantes de vehículos para la conducción automatizada. Esto incluye la formación del pelotón, la conducción conjunta, la función de frenado de emergencia, la salida de vehículos individuales y la división segura de todo el pelotón.

Durante el trabajo de desarrollo se ha prestando especial atención al proceso de transferencia de control del conductor al vehículo. Un elemento clave son las instrucciones sobre qué hacer y que el conductor recibe a través de una interfaz HMI especialmente diseñada, en la que se muestra la información de forma gráfica y clara que permite al conductor seguir el estado del sistema en todo momento, informan nuestros compañeros de Todotransporte.

La transferencia se inicia a petición del usuario pulsando un botón cuando el vehículo asociado se encuentra a menos de 50 metros de distancia. La función de frenado de emergencia sincronizada de vehículo a vehículo (V2V) garantiza una mayor seguridad vial: al iniciar el frenado simultáneo de todos los vehículos, sin demora debido a los tiempos de reacción, permite que todos se detengan a la misma distancia que durante la conducción.

“De este modo, los clientes disponen ahora de una plataforma de pruebas para platooning, independientemente de la marca del vehículo, y de una base sobre la que se puede seguir desarrollando la tecnología”, avanzan desde ambas marcas, que preparan también el desarrollo sobre la conducción automatizada en las autopistas: el proyecto Highway Pilot, cuyo objetivo es permitir la conducción altamente automatizada de camiones individuales en autopistas. La primera demostración está prevista para el próximo año y, a partir de 2020, el desarrollo de la tecnología conjuntamente con los fabricantes.