Sigaus, Sistema de gestión de aceites industriales usados en España, descubre en un vídeo cómo al convertir el aceite industrial usado en aceite nuevo nos convertimos en aliados en la lucha contra el cambio climático.

Con la regeneración del aceite usado, la emisión de CO2 es un 40% menor que la producida por la fabricación de nuevos lubricantes a partir del petróleo.

Así es como cada año se evita la emisión tanto de CO2 como el equivalente a 100 viajes de ida y vuelta en un avión de pasajeros entre Madrid y Nueva York.