La primera victoria para el equipo Audi Sport ABT Schaeffler ha llegado de la mano de Daniel Abt en Mexico City. Después de perder en los despachos el primer puesto obtenido en Hong Kong debido a una reclamación por una infracción administrativa, el piloto alemán ha materializado las buenas impresiones que ha mostrado desde el comienzo del campeonato.

Su compañero y actual campeón, el brasileño Lucas di Grassi, remontaba desde la última posición a la novena. Di Grassi clasificó en duodécima posición, pero debió salir el último debido a una penalización de cinco segundos debido a que el equipo debió realizar una reparación fuera de plazo. De acuerdo a las reglas, este acto se castiga con una penalización en la parrilla de salida.

“Esta ha sido una victoria muy esperada para Daniel y el equipo”, declaró Peter Gutzmer, máximo responsable tecnológico de Schaeffler. “Hemos superado varios reveses, hemos trabajado duro y hemos mostrado una vez más el gran potencial de nuestra transmisión. Daniel ha cruzado la línea de meta con una ventaja de 6.4 segundos, un dato que no necesita explicación”.

La tecnología “made by Schaeffler” forma parte fundamental del nuevo Audi eUtron FE04. En estrecha colaboración con Audi, los ingenieros de Schaeffler han desarrollado el corazón del monoplaza: el conjunto que forman motor y caja de cambios. Schaeffler es socio tecnológico en el equipo Audi Sport ABT en esta innovadora categoría 100% eléctrica. Apenas hace cuatro meses, el equipo celebró la victoria en el campeonato 2016/2017 de la mano de Lucas Di Grassi.

Como compañía pionera en movilidad eléctrica, está presente desde los comienzos de la Fórmula-e en 2014/2015. Desde que el reglamento lo permitió en la segunda temporada, los especialistas de Schaeffler innovaron con el desarrollo de una transmisión propia. Esta categoría representa uno de los numerosos campos en los que Schaeffler aplica su visionario concepto de la movilidad de mañana.