Delphi Automotive PLC cerró ayer, 1 de julio, la venta del área térmica de su propiedad a Mahle Behr GmbH & Co KG y algunas de sus filiales.

Los términos finales de venta son consecuentes con aquellos que se anunciaron el 19 de febrero de 2015. En esa misma fecha, Delphi y Mahle también firmaron una carta de intención para la venta de la participación de Delphi en Shanghai Delphi Automotive Air-Conditioning System Co., que se espera que concluya en 2016.

 

"La venta de nuestro negocio térmico representa un gran resultado para todos los involucrados", señaló Kevin P. Clark, presidente y director general de Delphi, para quien Mahle es un proveedor de referencia mundial en sistemas térmicos y ahora se encontrará en una mejor posición para brindar aún más oportunidades a sus empleados y más valor a sus clientes dentro de un sólido negocio.

En lo referente a Delphi, esta transacción les permite enfocarse estratégicamente en sectores de alto crecimiento como transmisiones, electrónica y seguridad y arquitectura eléctrica/electrónica que atienden las crecientes tendencias de la industria automotriz hacia vehículos más seguros, ecológicos y conectados.

La división térmica de Delphi tuvo ingresos por 1.600 millones de dólares (unos 1.420 millones de euros) durante 2014, 7.500 empleados y cuenta con 13 plantas en todo el mundo.