Delphi Automotive PLC presentará una nueva gama de sistemas common rail diésel que incluyen inyectores solenoides diésel, bombas de combustible, unidades de control del motor o ECU (Engine Control Units) y rieles para aplicaciones en vehículos ligeros y medios, desarrollados para responder a los principales retos del mercado.

Esta nueva gama de tecnologías, que se encontrará disponible próximamente, este mismo año en el nuevo motor de un importante fabricante europeo de vehículos, se lanzó durante la 35 edición anual del Simposio Internacional de Motores de Viena, celebrado los días 8 y 9 de mayo en el Centro de Congresos de Hofburg, Austria.

"La nueva gama modular de alto rendimiento de sistemas common rail diésel ayudará a los fabricantes de vehículos a mejorar la eficiencia del combustible", destacó John Fuerst, presidente de Delphi Diesel Systems.

En palabras del dirigente, "los innovadores conceptos de nuestros ingenieros se centran en ayudar a nuestros clientes a la hora de cumplir las estrictas normas sobre emisiones, al mismo tiempo que se mantienen los niveles de rendimiento que esperan los clientes".

Gracias al concepto modular que aplica Delphi a sus sistemas common rail, se logran diseños robustos con una variedad de niveles de rendimiento que se ajustan a las distintas necesidades de los motores. Las funciones integradas e innovadoras aportan una nueva perspectiva al diseño de los motores diésel y a su rendimiento.

Para Fuerst, mediante el concepto de Delphi, los fabricantes de equipo original no tendrán que modificar sus motores para ajustarlos a los sistemas de la firma. "El diseño modular que se ha aplicado en el desarrollo ayuda a los fabricantes de motores a integrar las tecnologías en su gama de motores, con la posibilidad de optimizar el rendimiento de la inyección en el mismo entorno".

La nueva gama de equipos de inyección de combustible diésel ofrece un rendimiento mejorado a través del incremento de la presión de la inyección hasta 2.500 bares, la reducción de las fugas y una mayor optimización de la inyección múltiple, ya que los inyectores de combustible pueden realizar hasta nueve inyecciones por ciclo.

Estas innovaciones se traducen en un mejor control de la inyección y una mejor combustión, reduciendo a su vez el consumo, las emisiones de CO2 y otras emisiones.