Todas las recomendaciones sanitarias indican que hay que desinfectar el coche antes de volver a utilizarlo, especialmente en los casos de los vehículos de personas que hayan sido positivas en Covid-19, pero también en los de los asintomáticos que pueden transmitir el virus.

La empresa española Alvato se ha ofrecido a realizar de forma gratuita el tratamiento con ozono para la desinfección del habitáculo del coche a cualquiera que se dirija a uno de sus centros. El ozono es uno de los tratamientos más efectivos del mundo en la eliminación de virus y bacterias. progresiva a la normalidad.

Durante 15 minutos, la máquina generadora de ozono se encarga de dispersar el gas por el interior del coche, convirtiéndolo en un espacio limpio y libre de virus y bacterias. Las propiedades microbicidas del ozono son capaces de esterilizar el interior de forma rápida y en una hora el vehículo estaría inmunizado.

Alvato indica que la cantidad de ozono que utilizan los generadores es suficiente como para llevar a cabo su función viricida y bactericida, pero sin ser nociva para los ocupantes del vehículo.

Los responsables de la empresa recomiendan ponerse mascarilla y guantes para coger por primera vez el coche, ya sea por necesidad o por el hecho de llevarlo para el proceso de desinfección. No se debe tocar el volante con las manos ni entrar sin llevar protección para nariz y boca.

Esta dosis de ozono también se introduce por los conductos de ventilación del vehículo, un foco de acumulación de bacterias y elementos perjudiciales para la salud humana a largo plazo. Sin embargo, la recomendación es limpiarlos y desinfectarlos también con una espuma activa con propiedades microbicidas.