Distribuidores del Fersa Group visitaron la sede central de Fersa en Zaragoza y la de NKE en Streyr (Austria), contando con la presencia de seis empresas procedentes de América Latina: Américo Grieco (Argentina), DISROD (Colombia), Hivimar (Ecuador), Tony Rodamientos (República Dominicana), Rodastock (Chile) y Rodalaser (Bolivia).

Además de estrechar relaciones y mostrarles nuevas oportunidades para el negocio del recambios, los clientes de Fersa tuvieron la oportunidad de visitar las principales plantas de las compañías y conocer las últimas tecnologías aplicadas a la fabricación y al producto. Destacaron los últimos avances en automatización de procesos y líneas robotizadas, culminado con la nueva línea de la planta de Zaragoza para rodamientos de Mercedes-Benz.

América Latina es un mercado muy importante para Fersa Bearings y la compañía ha hecho un esfuerzo por mejorar su presencia en la zona, que sólo el año pasado representó cerca del 30% de las ventas totales de la marca. En 2018, el incremento de ventas en países latinoamericanos respecto al año anterior fue superior al 30%, siendo sus principales clientes procedentes de Brasil, México, Chile y Argentina.

Fersa opera en América Latina desde finales de los años 80, pero no fue hasta 2007 cuando estableció sus primeras oficinas técnico-comerciales en Brasil. Fersa ha apostado por su presencia en el país y ha incrementado los recursos destinados a la consolidación de su filial, cuyo crecimiento es superior al 60% anual desde su creación.

En diciembre de 2015, la compañía inauguró su centro logístico en la ciudad brasileña de Curitiba. Desde entonces, el negocio de la zona ha experimentado un crecimiento exponencial. Recientemente, ha ampliado sus recursos comerciales en su filial de Brasil y espera aumentar su stock, llevando a cabo inversiones en materia tecnológica que le ayuden a mejorar su abastecimiento.