La nueva ubicación permitirá a Doga Parts desarrollar su actividad en unas instalaciones más amplias y modernas, racionalizando y automatizando su actividad y permitiendo ampliar la gama de productos. Las nuevas instalaciones de 5.200m², todavía en construcción, se ubicarán en unas parcelas de casi 10.000m² al pie de la autovía A2 y a 500 metros del Circuito de Castellolí y del Campus Motor Anoia.

La noticia se ha dado a conocer recientemente y supone una inversión superior a los 3 millones de euros. La situación estratégica del Polígono industrial de Can Parera en Castellolí, con acceso directo a la autovía A-2, en el eje Barcelona, Zaragoza, Madrid o Bilbao y la conexión con Francia a través de la C-37 y C-25, lo hacen sumamente atractivo para las empresas como Doga Parts.

El anuncio lo hizo en el Ayuntamiento de Castellolí el director general de Doga, Toni García; la consejera de Empresa y Conocimiento de la Generalitat de Catalunya, Àngels Chacón; el alcalde de Castellolí, Joan Serra y el presidente de la Mancomunidad Intermunicipal de la Conca de Òdena, Marc Castells.