El presidente del directorio del Grupo PSA Peugeot Citroën ha solicitado a sus equipos de ingeniería que realicen trabajos de verificación sobre los controles anti-contaminación y presenten propuestas de mejora.

 

En este sentido, el grupo ha llevado a cabo una profunda revisión de su situación en relación con las emisiones contaminantes y los consumos de combustible.

En el tema de los contaminantes, PSA confirma que sus vehículos no han equipado nunca ningún tipo de software o de dispositivo que permitiera detectar una prueba de homologación y activar un dispositivo de tratamiento de los elementos contaminantes, incluidos los NOx (óxidos de nitrógeno) y que se mostrara luego inactivo durante el uso convencional.

El grupo recuerda que sus vehículos cumplen la normativa y que 4.300 vehículos se han probado de manera aleatoria en las fábricas en 2014 para verificar la conformidad de la producción en materia de homologación.

PSA es el primer constructor que ha generalizado el uso de la tecnología SCR (Selective Catalytic Reduction) "BlueHDi" en todos sus turismos diésel Euro6. Este sistema anti-contaminación, cuyo desarrollo ha permitido a PSA registrar un centenar de patentes, ha sido reconocido por numerosas publicaciones como la tecnología más efectiva en el tratamiento de los NOx1.

La experiencia adquirida y las inversiones que ya se han realizado en esta tecnología colocan al grupo en el buen camino para la futura norma WLTP, cuya entrada en vigor se espera para 2017.
En esta misma línea, PSA inventó el filtro de partículas once años antes que la norma Euro 5 lo hiciese obligatorio para todos los fabricantes de automóviles en enero de 2011.

Señalar que en el primer semestre de 2015, las ventas de turismos diésel representaron, para PSA, el 60,3% de sus ventas en Europa y el 41,9% en todo el mundo.

Decidido a responder a la confianza de sus clientes, el Grupo PSA Peugeot Citroën toma las siguientes iniciativas:

- Publicar tan pronto como sea posible y para sus principales vehículos, los consumos en un uso real de clientes bajo el control de un organismo externo independiente.
- Adoptar disposiciones técnicas que permitan anticipar el futuro procedimiento WLTP, empezando por el balance eléctrico neutro para cualquier nueva homologación de un nuevo vehículo o motor.