Recalvi Valladolid abrió sus puertas esta misma semana en la capital castellano-leonesa de la mano de la empresa Autobas, hasta ahora dedicada a la maquinaria, y que, con su integración al Grupo Recalvi, se introduce de lleno en el sector del recambio y los accesorios del automóvil.

Esta apertura se enmarca dentro de la política de expansión del grupo, para poder ofrecer cada vez un mejor servicio a sus clientes.

Para la puesta en marcha de Recalvi Valladolid, Autobas ha remodelado la nave que posee en el Polígono Industrial de San Cristóbal, dedicando la mitad de su almacén a la nueva actividad.

"Estábamos buscando una actividad alternativa para no quedarnos exclusivamente en el sector de la maquinaria, y con el Grupo Recalvi todo han sido facilidades, dado el interés por ambas partes", afirma el gerente, Josu García.

Para el Grupo Recalvi, iniciar esta andadura de la mano de una empresa asentada en Valladolid desde 1990 supone también una importante ventaja, mientras que para Autobas contar con todo el "know how" de Recalvi en un sector "tan complejo y con tantas referencias" como el de los recambios y accesorios resulta igualmente beneficioso.

Desde el nuevo centro, Recalvi atenderá a toda la provincia de Valladolid, si bien, dada la presencia de Autobas en otras autonomías, no se descarta en un futuro llegar a nuevos acuerdos dentro de esta política de expansión.

Cabe recordar que esta es la tercera apertura de Grupo Recalvi en lo que va de año, tras la de Recalvi Motor, en Santiago de Compostela (centrada exclusivamente en productos de motor), y la de Recalvi Andalucía, que se inauguró en Sevilla a principios de año, por medio de Arturo Estévez.

Ésta y otras muchas novedades aparecerá en el especial grupos del próximo número de la revista "Talleres en Comunicación".