Con motivo del Día Mundial de la Protección de la Naturaleza se hace un llamamiento a autoridades, organizaciones y sociedad mundial a frenar la destrucción de los espacios naturales, en particular de aquellos que se consideran zonas protegidas.

 

Esta efeméride se celebra desde 1972 y pretende evocar la responsabilidad de todos para la conservación de los Ambientes Naturales, sobre todo aquellos que tienen gran valor en cuanto a vegetación, fauna, paisaje o geomorfología y que se encuentran amenazados por distintas causas como edificaciones urbanísticas, contaminación, explotaciones industriales, etc.

Debido a esta efeméride, la red de centros de lavado de vehículos Elefante Azul lanza un mensaje de sensibilización respecto al malbaratamiento de recursos, el reciclado de residuos y demás aspectos que afectan al Medio Ambiente y que están relacionados con su actividad.

Elefante Azul tiene como uno de sus principales objetivos el respeto por el Medio Ambiente a la hora de desarrollar su actividad, y los recursos hidráulicos han sido una de las principales atenciones de la marca a la hora de definir su estrategia.

Por eso, además de optimizar el consumo de agua, usa depuradoras para retornarla al medio ambiente. Asimismo impulsa campañas de sensibilización entre sus clientes.