Euromaster mantiene operativa su red de talleres propios para poder garantizar la movilidad de servicios de emergencia, transporte en carreteras y la de todos los trabajadores que en España siguen diariamente utilizando sus vehículos para acudir a sus puestos de trabajo, para lo que ha establecido unas normas con las que evitar la propagación del virus durante el estado de alarma.

Extremando las medidas de higiene y desinfección necesarias de todas sus instalaciones y entre sus profesionales, los talleres están ofreciendo “un servicio que, aunque en la sombra, es clave para poder garantizar que durante lo que dure esta crisis el transporte por carreteras pueda funcionar al 100% y que los servicios de emergencia no se detengan y vean mermados sus activos en caso de avería”, destaca el especialista.

Para ofrecer estos servicios mínimos, Euromaster no sólo ha establecido unos protocolos de higiene y seguridad para empleados, sino que también ha elaborado unas directrices para que los clientes no comprometan su salud ni la de los trabajadores cuando tengan que acudir a un taller durante el periodo de cuarentena.

En este sentido, para evitar la propagación del coronavirus, recomienda exigir de forma rigurosa a los clientes que utilicen guantes siempre que sea posible. En caso contrario, la recomendación es lavarse las manos a la entrada y a la salida de las instalaciones, evitando el contacto con las zonas comunes como salas de espera. Además, la compañía recuerda que siempre debe respetarse la distancia de seguridad y, si es posible, utilizar mascarillas.

Sobre cómo dejar el vehículo en los talleres, la compañía recomienda que sea el propio conductor el que entre con su vehículo dentro de las instalaciones, siguiendo siempre las indicaciones de los empleados de Euromaster. En el caso de vehículos pesados como camiones o autobuses, entre otros, se permite al conductor permanecer en la cabina de su vehículo durante el tiempo que dure la reparación o asistencia, aunque, si lo prefiere, pueden esperar fuera del taller.

La red de talleres hace hincapié también en que, para proteger la salud de clientes y trabajadores, bajo ningún concepto los conductores pueden entrar en los espacios del taller. Sólo pueden estar en la oficina, pero siempre que no se supere el aforo que permita garantizar una distancia de seguridad recomendada.

Según el director de Negocio de Euromaster, Jaime Scott, “todas estas normas, anunciadas en cada uno de nuestros talleres, quieren velar por la salud de todos. Por ello, pedimos a todos los conductores que entiendan y cumplan las directrices para proteger su bienestar, su negocio y su empresa. Pero también para que los trabajadores puedan seguir ofreciendo los servicios mínimos establecidos, que son parte esencial para la movilidad en la actual situación de crisis sanitaria”.